jueves, 15 de julio de 2010

Con Barri siempre ahí...

Llevo varios días contigo muy presente, Jose. Debe ser por la cercanía de las vacaciones, por el comienzo de mis subidas y bajadas a Santander. El caso es que en estas últimas semanas te he vuelto a tener muy muy presente. La última escapada a nuestra tierra estuvo llena de pensamientos hacia ti. El simple hecho de ver las montañas en el horizonte, cuando uno está a punto de abandonar tierras castellanas, ya es un homenaje impecable hacia tu persona.

Llegar a Cantabria, entrar por esas tierras que te reverdecen hasta el alma, te pone en situación. Uno te visualiza en Picos, con Carlos, subiendo y bajando montañas como una cabra montesa, con tu barba cerrada, con el pelo largo, con tus ojos chispeantes llenos de emoción, de energía, de alegría, de buenos sentimientos. 

Entrar en Santander, y ver a nuestra querida Peña Cabarga, siempre me emociona. Me acuerdo de nuestras conversaciones, de tus cuadros, de los de tu padre; esos de los caminantes por el Muelle que tanto me gustan. Bajo la ventanilla, respiro hondo, y te visualizo en el semáforo, a punto de cruzar de Puertochico a Castelar.

Hoy reproduzco un texto que nos reenvió Eva hace ya un tiempo. Es maravilloso. Expresa muchas cosas. No es fácil de asimilar porque la ausencia nos duele demasiado a los humanos; pero, claro, eso es propio de nuestra débil condición. Dice así:

"La muerte es una ilusión. No cuenta, no es nada. El cuerpo nace y muere, pero la vida simplemente cambia de forma y lugar, pero es eterna. Sólo me he ido a la habitación de al lado. No ha cambiado nada más, nada ha ocurrido, todo sigue igual, como estaba. Yo soy yo y tú eres tú. Y la vida que vivimos juntos con tanto amor permanece intacta, inmutable; lo que fuimos el uno para el otro seguiremos siéndolo. Llamadme con el nombre de siempre. Habla de mí con la naturalidad de siempre. No cambies de tono. No adoptes un aire solemne ni triste. Ríe como siempre. Vive, juega, sonríe aunque pienses en mí. Deja que mi nombre sea esa palabra que siempre fue. Que sea pronunciado sin esfuerzo, sin que sobre él se proyecte una sombra. La vida significa lo mismo que siempre. Sigue siendo lo mismo que fue. Existe una continuidad absoluta e ininterrumpida. La muerte es un paso, un accidente insignificante. ¿Tengo que estar fuera de tu pensamiento porque esté fuera de tu vista? Sólo me he ido a esperarte durante un intervalo a un lugar muy próximo, a la vuelta de la esquina. Todo está bien".

Me gustan mucho estas palabras, pero todavía me cuesta asimilarlas. No soy una persona fuerte y te sigo echando de menos todos y cada uno de los días.

4 comentarios:

Peter Mihm dijo...

Enviado por Javi:

"EL OTRO DIA ESTUVE TOMANDO ALGO EN EL HADDOCK (REMODELADO)... LOS CACHARROS QUE HABRAN CAIDO ALLI EN NUESTRA EPOCA COOL. PENSE QUE BARRY SALDRIA EN CUALQUIER MOMENTO DEL BAÑO O ENTRARIA A BUSCARNOS YA QUE SIEMPRE SABIA DONDE ESTABAMOS.ME PARTO. Y QUE EL PROFESSOR CALCULUS MASHIOKA NO ESPERABA A TOMAR ALGO EN EL COOL. Y QUE PETERING "TINTIN" THE JOURNALIST NOS DEJABA EN VERANO... PARA CUBRIR UN REPORTAJE EN ESCOCIA TITULADO "THE BLACK ISLAND". PERO TRISTEMENTE ERA SOLO UN SUEÑO. NOS VEMOS, CRACK".

Tú sí que eres un crack. Un abrazo.

Mela dijo...

Jooooo ... Peter ... me emociono entre lágrimas ... qué fácil llegas amigo, qué fácil! Quién fue a hablar de cracks! Te abrazo!

Edu_Rob dijo...

Un fuerte abrazo para todos los cracks, unidos en recuerdo del gran Barri-lete cósmico.

Grande, Pet. Un brazo.

Peter Mihm dijo...

El viernes lo reedité punto por punto yendo para Cantabria. Tal cual.

Besos y abrazos.