sábado, 29 de marzo de 2008

Aquel baño en el mar...


Me viene a la mente aquel baño glorioso de hace un par de veranos en la playa de Galizano. Es la última vez que pasamos un día juntos y para mí representa uno de los momentos de mayor felicidad de mi vida. Un recuerdo imposible de igualar: familia, basket, playa y amigos... ¿Quién quiere más? Yo al menos no necesito otra cosa; con esos ingredientes toco el cielo con las manos.

Ese día nos juntamos Litros, Toño, Javi, tú y yo, además de Bea, Paula, Tatiana y los peques (Alba, Miguel, Lucía y Litos Jr.). Fue un gran día de recuerdos, sol y buena conversación.

El baño reparador tras el partido en las frías aguas con los diálogos con Toño, Javi, Litros y tú es un monumento a la existencia del ser humano. Una charla envueltos en la corriente del mar, con el suave azote de las olas de la marea alta hace que vivir merezca tanto la pena.

Siempre hablamos de la música y las sensaciones que nos provoca. Pues bien, este momento me trae a la mente una canción -puede que un poco 'moñas'- que habla de desamores. ¿Pero es que no es un desamor la pérdida de alguien tan importante?

"Si te marchas con la brisa a descansar en tu mar / sé que llegará algún día en que nos podremos bañar / rodeados de tus risas y embriagados por la sal / que tú has puesto en nuestras vidas. / Algún día volverán".

"Recorriendo este camino, / junto a ti se me ha hecho corto, / si algún día no estás conmigo / seguiré el camino solo, / pues tú has llenado mis bolsillos con sonrisas y entusiasmo / y he metido en mi mochila el calor de tus abrazos".

"Pero no existen heridas que me impidan sonreír / cuando entiendo que algún día nos volveremos a unir".

El mar; aquel baño; tu risa; la sal que siempre pusiste en nuestras vidas; el camino que se me ha hecho tan corto a tu lado; ahora toca seguir solo (bueno, un poco más solo); sonrisas; entusiamo; nos volveremos a unir... Así lo siento, pero hasta que ese momento llegue toca seguir llorando y riendo, riendo y llorando, así un día y otro y otro más... sin que los sentimientos pierdan fuerza nunca jamás.

6 comentarios:

esos_gallos dijo...

hi pet, estoy en León pasando el finde con Marta. Me dijiste que ibas a escribir algo sobre Barry y aquí estoy con el wifi del hotel, pasando un buen momento con tus palabras. Gracias por compartirlas. Un abrazo.

Peter Mihm dijo...

Gracias a ti, Salva, por tu fidelidad y por tu cercanía.

LITROS dijo...

Este verano hay que dejarse caer por alli y repetir el baño.

Peter Mihm dijo...

Allí estaremos, cojos o como sea, pero no me pierdo el baño por nada del mundo.

LITROS dijo...

Bañito, bocata, los nenes correteando por la playa y nosotros recordando al Rasta, puede haber algo mejor. Ya que él estará jugando una pachanga con Sergio Luyck; buen partido si señor.
Un fuerte abrazo Pet.

Peter Mihm dijo...

Seguro que Barry le está volviendo loco a Sergio con sus carreritas continuas de lado a lado de la cancha. Sin duda Heaven is a playground...