jueves, 30 de abril de 2009

La Horadada, el paisaje roto


Desde pequeño fue una de mis vistas favoritas. Una islita perforada por la naturaleza con leyendas míticas en su haber. Un día, la parte superior del arco no pudo aguantar más los envites de las olas y se fue al agua.

Enseguida se empezó a hablar de si había que arreglar lo que la naturaleza había derribado... y yo me manifesté a favor. Me dolía que no se arreglara ese paisaje tan especial. Pero se metieron los políticos en el ajo y la burocracia lo paralizó todo...

Han pasado los años y el paisaje sigue "roto". Se empezó a hablar de que la obra costaría 300.000 euros, que sí no sé qué y no sé cual... Lo de siempre. Al final, la casa sin barrer. El otro día vi el destrozo de nuevo y sentí pena, pero por el paisaje, no por los políticos, que cada día me dan más asco.

9 comentarios:

Jorge dijo...

Comprendo la añoranza que supone, pero no se si realmente debemos interferir o dejar que la naturaleza siga su curso. Pero la naturaleza, no los políticos que intendarán medrar.

Peter Mihm dijo...

El problema, Jorge, es que la naturaleza de la Bahía de Santander la ha cambiado el hombre, que ha desecado más de una tercera parte...

Fruto de ello han variado las corrientes que han podido afectar a la roca. Por no hablar del faro que tiene la isla y de la acción general del hombre...

Mira que es casualidad que se vaya a romper justo ahora lo que lleva miles de años aguantando los envites del mar.

Me temo que, al paso que vamos, La Horadada (que da nombre hasta a la calle más cercana o a un pequeño club náutico) perderá su nombre y pasará a ser conocida como La Destrozada...

LITROS dijo...

Recuerdo que al hablar del tema con Barry y no sabíamos que hacer: si como dice jorge, dejar a la naturaleza o como dice Pet reparar lo que el hombre ha acelerado.
Eramos mas partidarios de dejar a la naturaleza, pero al ser un simbolo tan nuestro, si lo arreglaban tampoco ibamos a armar mucho ruido.

Peter Mihm dijo...

Yo lo repararía siempre por ese valor simbólico... pero no creo que gastar 300.000 euros sea bueno en estos tiempos. Soy más partidario de que ese dinero vaya al que lo necesite.

Lo que no entiendo es cómo puede ser tan caro recuperar la clave del aro (creo que es como se llama) y devolverlo a su sitio. Imagino que sí, que hay un trabajo por hacer, pero ¿50 millones de pesetas? Como siempre, el negocio atento a la jugada...

Peter Mihm dijo...

Me imagino a Barri defendido la actuación de la naturaleza en un primer momento y luego aceptando un arreglo por su valor simbólico.

Con gente como él siempre daba gusto llegar a acuerdos. Joder, sigo pensando en él a cada momento...

JAVI-SHATT dijo...

CREO QUE BARRY APOSTARIA POR DEFENDER EL CURSO DE LA NATURALEZA.NO LE VEO EN LA OPCION OPUESTA.
EN MI CASO,SI ES MUY CARA LA REPARACION ,QUE LE DEN.PREFIERO QUE SE DESTINEN LOS FONDOS A CAUSAS MAS IMPORTANTES,SIEMPRE QUE NO TRINQUEN LOS POLITICUCHOS DE MERDE.COSA DIFICIL.

SALUT.
AU REVOIR.

Peter Mihm dijo...

El problema es que esa roca no se rompe por la naturaleza sino por la actuación del hombre.

Yo daba 100 euros de mi bolsillo para una cuestación popular.

Paloma M. dijo...

Pues yo estoy con dejarlo como está.
A lo mejor es cierto que se ha roto por la acción del hombre en la modificación de la bahía, pero la erosión es la erosión, y creo que antes o después se habría roto igual.
Lo que ocurre es que nos ha tocado a nosotros sufrir la pena, también era uno de mis sitios favoritos, pero miremoslo de otra forma, nosotros tenemos la suerte de poder recordarlo como era y verlo como ha evolucionado, y hay que buscarle el encanto a lo que le darà aùn más misterio a la roca, la leyenda evoluciona y para las generaciones futuras el propio hecho del nombre, que para nosotros era lógico, será parte de la leyenda.
LA HORADADA

Peter Mihm dijo...

El problema es que para mí ya no es La Horadada, es otra cosa, y hace 10 días al verlo me sentí muy triste por el estropicio.

Me pasa algo parecido con el Pico de Solares, destrozado por la acción del hombre. Aunque ahí sí que tengo claro que el daño es ya irreparable. Pero no pienso igual con esta islita. ¿Qué será lo próximo? construir un hotel de 40 pisos en la Isla de la Torre? La ación del hombre lo detroza casi todo.

Además, la mayoría de la gente opina que se deje como está. ¿Y por qué no dejan la Playa de la Magdalena como está al término del invierno? Es lo mismo. El curso nuevo de las corrientes marinas, provocado por el hombre, hace que esa arena se vaya de la costa. Y todos los años hay que reponerla con un coste muy elevado.

Seguro que la gente opina que claro, es una playa y bla bla bla. Pues es más o menos lo mismo. ¿O no?